#484 El Ultimo Miedo

Temía estar solo hasta que aprendí a quererme a mi mismo.
Temía fracasar hasta que me di cuenta que también fracaso cuando no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mi hasta que me di cuenta que de todos modos opinarían.
Temía que me rechazaran hasta que entendí que primero necesitaba yo, aceptarme a mi mismo.
Temía sufrir hasta que me di cuenta que el mismo era necesario para crecer y evolucionar.
Temía hacer frente a la verdad hasta que me di cuenta el precio que pagaba al negarla.
Temía la muerte hasta que aprendí que no es el final, sino mas bien un principio.
Temía que me envidien hasta que me di cuenta que no es otra cosa que ignorancia.
Temía hacer el ridículo hasta que aprendí a reírme de mi mismo.
Temía a la vejez hasta que comprendí que venía acompañada por sabiduría.
Temía al pasado hasta que me di cuenta que ya pasó y y ahora solo quedan mis recuerdos y mis pensamientos  que puedo elegir no convocarlos más.
Temía a la oscuridad hasta que me di cuenta que solo en ella podía ver brillar las estrellas.
Temía al cambio hasta que vi que aun la mariposa mas bella necesita pasar por una metamorfosis antes de volar.

La Conferencia de la Interrnational Coach Federation se hizo este año en Las Vegas y no quise perder la oportunidad de ver el show que Le Cirque du Soleil tenía montado como tributo a la vida de Elvis Presley, dado que desde chica fui su fan. Y mientras lo hacía no pude menos que pensar en su vida y preguntarme qué fue lo que a una persona con tantos talentos y recursos de todo tipo, no le permitió trascender los impedimentos que finalmente terminaron costándole la vida.
Y como él aparecieron otras personas en mi pensamiento con dones impresionantes que no supieron encontrar la manera de dejar de sabotearse a si mismos.

No hay nada peor en la vida
que perderla
por miedo a vivirla.

¿Qué fue lo que lo llevó a la droga?
¿Qué, lo que le impidió ganarle?
¿Qué parte de él le faltó desarrollar?
¿Cuál fue esa barrera u obstáculo que encontró en su camino y que lo frenó para siempre?
¿Cuál fue ese miedo maestro que no pudo desarticular?
¿Habrá peleado para trascenderlo y habrá perdido o simplemente nunca lo conoció?

La mejor manera de vencer el miedo
es enfrentándolo,
sabiendo que siempre te va a acompañar
y haciéndolo tu amigo.

Y fue ahí donde apareció para mi el concepto del último miedo como ese miedo maestro que no nos deja mantener el éxito.
Como si estuviéramos predestinados a ser mediocres o fracasar.
Algunos lo llaman miedo al éxito pero yo pienso que el mismo no nos está negado , lo que nos cuesta es mantenerlo en el tiempo y considerarnos merecedores.
¿Será que sabotearse a uno mismo es algo que hacemos todos?
¿Será que cuando tenemos éxito en un área, de alguna manera buscamos tener problemas en otra?
¿Qué es lo que no nos permite sostener el éxito en todas las áreas a la vez?

A lo único que me permito tenerle miedo
es al miedo mismo.

Recuerdo algunas creencias aprendidas desde chica que tienen que ver con esto:
Ríete ahora porque mañana vas a llorar
Aprovecha mientras te dure
Todo no se puede a la vez
Todo termina lo bueno y lo malo
Prepárate para los 7 años de las vacas flacas
Guarda para cuando te falte.

¿Será que tener éxito y mantenerlo también es un aprendizaje de la niñez?

Para quien tiene miedo,
todo son ruidos.

¿Qué es el éxito para vos?
¿Crees que te lo mereces?
¿Consideras que te es disponible mantenerlo?
Si no es así: ¿De qué manera te saboteas?
¿Cuáles son las creencias que aprendiste?
¿Qué es lo que no te deja estar en ese lugar que aspiras?
¿Cuál sería tu último miedo?
¿Qué harías si no tuvieras miedo? Pues hazlo.

Considero que el
ÉXITO MAS ALLÁ DEL ÉXITO
es el encuentro con el llamado de nuestra
VOZ INTERIOR,
la exploración del  camino del
AUTO CONOCIMIENTO,
la desarticulación de nuestros
MIEDOS MAESTROS,
el logro de RESULTADOS EXTRAORDINARIOS
y la búsqueda de la TRASCENDENCIA,
mientras estamos siendo
INSPIRACIÓN Y MODELO para los demás.

Publicado en 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *