#480 La Ley de Atracción

Una mujer salía de su casa y vio a tres ancianos sentados al frente de su casa. No los reconoció y dijo:
«No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor pasen y acepten alguna cosa para comer. »
«¿Se encuentra el hombre de la casa dentro? «, preguntaron.
«No», dijo ella, «El salio».
«Entonces no podemos pasar», contestaron.
En la tarde cuando su esposo llega a casa, le dijo lo que había pasado.
«Ve a decirles que estoy en casa e invítalos a pasar». La mujer salió e invitó a los hombres a que pasaran.
«No pasamos a una casa todos juntos», respondieron.
«¿Por que? «, dijo ella.
Uno de los ancianos le explicó:
«Su nombre es Riqueza», apuntando a uno de sus amigos, y apuntando al otro dijo, «el es Éxito, y yo soy Amor». Después agrego: «Ahora ve y comenta con tu esposo a cual de nosotros deseas en tu casa. »
La mujer entra y le cuenta a su esposo lo que le habían dicho. «¡Que bueno! «, dijo. «¡Dado que este es el caso, invitemos a Riqueza, dejemos que venga y llene nuestra casa de riqueza!.»
Su esposa no estuvo de acuerdo: «¿Querido mío, porque no invitamos a Éxito?
La hija estaba escuchando desde el lado opuesto de la casa. Saltó con su propia sugerencia: «¿No será mejor invitar a Amor? ¡Nuestra casa estará entonces llena de amor!. »
Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su esposa.»Sal e invita a Amor a ser nuestro huésped. »
La mujer salió y les preguntó a los tres ancianos:
«¿Cual de Ustedes es Amor?. Por favor pase y sea nuestro huésped. «Amor se puso de pie y empezó a caminar hacia la casa. Los otros dos también se pusieron de pie y lo siguieron.
Sorprendida la señora, les preguntó a Riqueza y a Éxito: «Solamente invite a Amor. ¿Porque están pasando ustedes? «.
Los ancianos respondieron: «Si Usted hubiera invitado a Riqueza o a Éxito, los otros dos nos hubiéramos quedado afuera, pero como usted invito a Amor, donde quiera que él va, nosotros lo acompañamos.  Donde quiera que haya amor, también hay riqueza y éxito!! «

Hace ya cinco años que damos el entrenamiento del Secreto y cada vez ocurre lo mismo

Sólo invitamos a AMOR sin embargo para todos también entran  ÉXITO y RIQUEZA. Terminamos el entrenamiento embriagados de una profunda sensación de gratitud. Gratitud al Universo por darme esta posibilidad de impactar en tanta gente compartiendo El Secreto para que el amor, el éxito y la riqueza envuelvan sus vidas.

¿A qué secreto me refiero? Al funcionamiento de La Ley de  Atracción.

Para entenderla, lo mas sencillo es vernos a nosotros mismos como  un imán y sabemos que un imán atrae cosas.
¿Qué parte de nosotros nos convierte en un imán y atrae?
Sostenemos que son nuestros pensamientos, la conversación interna, esa autocharla que tenemos con nosotros mismos y que no para jamás.
Por lo tanto necesitamos prestar mucha a tención a nuestros pensamientos, porque en este mismo momento todo lo que llega a tu vida (ya sea bueno o malo), tu mismo lo estás atrayendo por el poder de esta ley.

Todo es  atraído a ti en virtud de las imágenes que tienes en tu mente. Aquello en lo que estás pensando o poniendo atención… cualquier cosa que esté sucediendo en tu mente, tu estás atrayéndola. Ya sea positiva….. ¡O negativa!

Atraes hacia tí todo aquello que temes,
así como todo aquello que reconoces y agradeces.
Atraes hacia ti todo aquello
en lo que enfocas tu atención.
Cuando te quejas o cuando disfrutas
eso es lo que atraes.

Sólo tu puedes cambiar tu vida. Eligiendo a cada momento qué pensamientos dejarás entrar y cancelando todos aquellos que pasan por tu mente y no sirven a tus propósitos.
¿Para qué enfocarte en tu pasado, en lo que no pudo ser o en lo que fue? ¿Crees que de esa manera lo sanas? Nosotros creemos que creas mas pasado y ese estado de ánimo del que intentas escapar, es aquel en el que permaneces.

Atraes todo lo que sucede en tu vida,
porque aunque no te des cuenta
tus pensamientos están creando realidad
en forma permanente.

Escribe tus metas, busca imágenes que las representen y dedica cada día unos minutos a mirarlas y visualizarlas, a ponerles energía, a imaginarte como te sentirías si ya las hubieras logrado, con quiénes las compartirías. Como está demostrado que el cerebro no tiene la capacidad de discernir entre la realidad y un sueño, agradece por ellas como si ya las hubieras logrado.
Cuando te sientes bien, atraes cosas positivas: felicidad alegría, optimismo, amor. Empieza a haber sincronía en tu vida y atraes lo que necesitas
Cuando te enojas o te quejas por lo que no es a tu manera, cuando transitas mal humor o sientes envidia o miedo o no le encuentras sentido a tu vida, lo cual te hace transitar la depresión y la apatía, entonces te sientes mal y eso hace que atraigas cosas negativas.

Transitar la felicidad
es el atajo para llegar mas rápido
a donde quieras.

Publicado en 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *